La Costa del Sol nos ofrece un sinfín de posibilidades más allá de su famoso litoral. Con recursos únicos como temperaturas suaves durante todo el año, sol, naturaleza, monumentos… ¿Por donde empezar? Hoy os proponemos algunos planes para que ni los más pequeños, ni el resto de la familia, se aburran ni un segundo.

Son tantas las jornadas cálidas de las que puede presumir esta región andaluza que descubrir sus rincones naturales puede resultar una sorpresa sumamente grata.  Un paseo en Burro por la Sierra de las Nieves. A escasos kilómetros de la playa, en el interior de la provincia, podréis disfrutar de múltiples actividades al aire libre, pensadas para niños, en el corazón de la Serranía. Una de las más divertidas que os proponemos son las rutas en burro o caballo para conocer esta exuberante región a lomos de estos apacibles animales. La Cueva de Nerja. DescubiertaS hace más de 50 años, estas cuevas esconden las que se creen las pinturas más antiguas de la historia de la humanidad con 42 mil años de antigüedad. Paralelamente La Cueva de Nerja organiza regularmente actividades y talleres para que los más pequeños puedan convertirse en arqueólogos durante unas horas.

Pero si el calor aprieta y los peques están cansados de andar, una forma de combatirlo es visitar algunos de los parques. Crocodile Park, Torremolinos. En este parque podréis ver y estar a menos de dos metros de distancia de cocodrilos gigantes y contemplar más de 200 ejemplares adultos y crías de especies de todo el planeta, incluyendo el mayor ejemplar de cocodrilo del Nilo de Europa. Mariposario, un oasis tropical en medio de territorio Andaluz. Un lugar ideal para visitar con los niños en Benalmádena es su Mariposario, el mayor de Europa que alberga más de 1500 mariposas de todo el mundo. Deja que los más pequeños experimenten, sientan, toquen y observen todo lo que esconde este santuario de mariposas. Un must en La Costa del Sol con niños. Finalmente os proponemos visitar el Reservatauro en Ronda, donde podréis conocer de cerca la cría y cuidados de los toros bravos y los caballos de pura sangre en libertad.

¿Cansados de tanta naturaleza? La Costa del Sol ofrece equipamientos culturales que no os podéis perder. Aunque al principio ir a visitar museos no suena entretenidos para los más peques, el Museo Picasso ofrece actividades relacionadas con el arte para niños entre 4 y 10 años los fines de semana, de esta manera el resto de la familia puede disfrutar de las obras del artista malagueño y deleitarse con unas magníficas vistas de la ciudad desde las terrazas del museo. El Castillo Colomares. Dentro de la misma ciudad de Benalmádena, se alza este castillo construido en los años 90 para homenajear a Cristóbal Colón. Una de sus mayores curiosidades se alberga en su interior y es que allí podéis ver la iglesia más pequeña del mundo con 1,96 metros cuadrados.

¿Has tomado ya nota de todo?