Si pensabas que la Costa Blanca era un destino exclusivo de sol y playa, te sorprenderá leer cuántas cosas se pueden hacer en otoño en Benidorm. Eventos gastronómicos, fiestas locales e incluso un original carnaval te esperan los próximos meses.

Durante el mes de noviembre se celebran en Benidorm las Fiestas Mayores Patronales, concretamente entre el vernes 9 y el miércoles 14. Durante estos días tendrán lugar eventos religiosos, desfiles y por supuesto fuegos artificiales. El origen de estas fiestas se remonta al año 1740, cuando durante una gran tormenta provocó que un barco se encallara en sus costas. Este barco fue quemado y tras ello unos chicos encontraron entre los restos la imagen de la Virgen, que después llevaron a la iglesia dónde se construyó una capilla. Este hecho se escenifica cada año en la Playa de Poniente durante las fiestas mayores.

Tras las fiestas patronales tendrá lugar el Carnaval Británico, una fiesta que se celebra en la ciudad desde hace más de dos décadas y en la que tanto turistas como lugareños salen a las calles ataviados con los mejores disfraces para disfrutar de la fiesta, en nuestros hoteles también lo celebramos a nuestra manera, si vienes en estos días, ¡no olvides tu disfraz!

Noviembre es un mes ideal para practicar deporte al aire libre, ya que todavía no han bajado las temperaturas en exceso. La Costa Blanca es un destino ideal para disfrutar del ciclismo, trae tu propia bici y alquílala durante tu estancia y atrévete, hay rutas para todos los niveles.

Y no os preocupéis: aunque se haya acabado el verano, Benidorm sigue ofreciendo miles de planes para todos los gustos y edades… ¡No os vais a aburrir!