Solo Benidorm puede jactarse de registrar un 80% de ocupación hotelera de media anual y es que el ocio que ofrece incita a volver de manera recurrente. Sus fantásticas playas con equipamiento óptimo, paseos marítimos, restaurantes, terrazas… ¡Y siempre acompañado de un buen clima! Sin embargo, no a todo el mundo le gusta pasarse el día tumbado en la arena, por eso os proponemos alternativas para que no tengas que preocuparte por encontrar un hueco en sus playas.

Observar el skyline de Benidorm

¿Sabías que Benidorm es la segunda ciudad del mundo con más rascacielos por habitante? Pues sí, solo superada por Nueva York. Y es esta gran cantidad de rascacielos la que consigue que el skyline de Benidorm sea uno de los más valorados de España. Además, esta característica la convierte en una ciudad singular, ya que no es habitual que ciudades que no son centros financieros o económicos posean tal número de rascacielos.

Visitar la Isla de Benidorm

Una de los mejores lugares para observar el skyline es desde el mar. Y no se nos ocurre mejor manera de hacerlo que aprovechando la visita a otro de los puntos que no puedes perderte, la Isla de Benidorm, una pequeña isla despoblada situada a unos 3 kilómetros de distancia de la playa. Forma parte del Parque Natural de Sierra Helada, gracias a su flora, fauna y a sus fondos marinos, de los que podrás disfrutar gracias a las excursiones que diariamente parten del puerto de Benidorm hacia la isla y que permiten observarlos desde el mismo barco.

View this post on Instagram

 

A post shared by Juan_Pe (@juanpecabanes) on

Ruta de senderismo por Sierra Helada

Disfrutar de la naturaleza también es posible en Benidorm. Sierra Helada es un Parque Natural situado muy próximo a la ciudad y a orillas del mar Mediterráneo. Un lugar en el que el mar y la montaña se mezclan dando lugar a un entorno ideal para los amantes del senderismo y la naturaleza. Acantilados de más de 300 metros, miradores, el faro de Albir y unas vistas espectaculares te acompañarán durante la ruta. ¡Cálzate unas buenas zapatillas y a disfrutar!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Nuestro grupo @af_fotografia_ (@fotodepo) on

Contemplar el Mediterráneo desde el Castillo de Benidorm

Conocido como “Balcón del Mediterráneo” este mirador es uno de los lugares más visitados de la ciudad. Si te alojas en uno de los hoteles de Benidorm en la playa de Poniente o en la de Levante, estarás muy cerca de él, ya que se encuentra situado en una gran roca que separa ambas playas. Justo en este punto se encontraba la fortaleza que defendía Benidorm del ataque de los piratas, de ahí su nombre. Te recomendamos pasear hasta él y “asomarte” al Mediterráneo.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Objetivo Destino (@objetivodestino) on