Los de Río y Venecia pueden ser más famosos, pero el Carnaval se celebra enérgicamente en España, especialmente en las Islas Canarias, donde Santa Cruz de Tenerife, se ha forjado una reputación como lugar de fiesta. El disfraz está a la orden del día, reemplazando a las máscaras tradicionales.

Cádiz

La ciudad de Cádiz, al sur de España, compite con Santa Cruz por el mejor carnaval, donde el acento, durante dos semanas de celebraciones, a partir del 28 de febrero, está puesto en la música y el ingenio. Pequeños grupos, llamados chirigotas, recorren la ciudad cantando canciones satíricas y compitiendo por el gran premio.

Cataluña

Cataluña también celebra el Carnaval con gusto, con el epicentro en Sitges – un bonito pueblo al suroeste de Barcelona, con una gran comunidad gay. Las fiestas comienzan el 28 de febrero con la llegada del Rey del Carnaval, Carnestoltes. Se realizan bailes folclóricos y se comen xatonades (ensaladas de pescado cuaresmales), mientras que todo el mundo espera dos desfiles salvajes llamados Debauchery y Extermination, antes del entierro de la sardina, en el que el desfile y la quema de la imagen de pescado, que simboliza el final de la Cuaresma, cierra el 6 de marzo. El Carnaval Gay de Sitges se celebra durante el 3 y el 6 de marzo.