Una de las mejores lugares donde perderse por la Costa Blanca es, sin duda alguna, la localidad de Altea. Situada a 15 minutos de Benidorm, este pueblo de tradición pesquera invita a descubrir sus calles y paisajes y respirar profundamente su aire marinero. Además, se trata de un lugar ideal para desconectar del estrés y la saturación de la rutina y conectar con la belleza del paisaje y con la magia de sus rincones. 

Al estar tan cerca de Benidorm, se trata de una visita casi obligada. Llegar a Altea desde Benidorm es sencillo, puesto que existen varios medios de transporte y una buena oferta de horarios: tren, autobús (línea 10), coche compartido, taxi o coche particular. Así pues, os invitamos a coger la mochila y a aventurarse durante todo un día a Altea. 

EL PASEO MARÍTIMO Y EL PUERTO DE ALTEA

Pasear por el paseo marítimo es una de las actividades más esenciales de cualquier localidad marítima. Altea puede presumir de tener unas vistas increíbles a lo largo del recorrido, que empieza en el Puerto y bordea toda la costa.

LA PLAYA DE LA RODA

Las playas de Altea son de piedras y no de arena, al contrario que otras muchas de Benidorm. Esto significa que son playas ideales para ver peces o disfrutar más del sonido del mar y la tranquilidad, ya que están menos masificadas. Una de ellas es la Playa de la Roda, con aguas limpias y muy tranquilas y con la ventaja que está muy cerca del casco urbano.

EL CASCO ANTIGUO

Ya hemos dicho que Altea es una localidad que conserva su espíritu de pueblo marítimo. Y esto se hace evidente cuando descubrimos las calles y rincones del casco antiguo. Calles, callejuelas, plazas, puertas, ventanas y el color blanco de las fachadas es una clara invitación a perderse y deambular por el casco antiguo sin plan ni prisas.

EL JARDÍN DE LOS SENTIDOS

Tomarse un té es un placer para los sentidos, pero aún lo es más tomárselo alrededor de plantas de todo el mundo. Precisamente, el Jardín de los Sentidos se propone despertar los cinco sentidos de todos sus paseantes. Un lugar para desconectar, leer, meditar, desayunar o tomar el sol en medio de una salvaje naturaleza tropical. 

IGLESIA ORTODOXA

El Templo del Arcángel Miguel es una iglesia ortodoxa de origen ruso, construida en 2002 con materiales y personal procedente de Rusia. Tiene una majestuosidad especial, pues su arquitectura destaca al ser diferente a las demás de la zona: se trata del primer templo ortodoxo ruso en España y toda la península Ibérica.