Si bien la capital catalana ofrece increíbles atractivos para el turismo familiar con frecuencia olvidamos que también podemos tomarnos un break dentro de las propias vacaciones y salir a descubrir con nuestros hijos lo que hay más allá de la gran urbe y de sus concurridas atracciones. Hoy conoceremos algunos planes ideales para hacer con niños por la provincia de Barcelona.

Cim de Les Aligues en Sant Feliu de Codines

Si tenéis ganas de desconectar de ciudades y estar más en contacto con la naturaleza, haz una escapada a Sant Feliu de Codines a 45 km de la capital catalana. Allí encontramos el Cim de Les Aguiles, un centro centro de recuperación y cría especializado en aves rapaces. Durante todo el año, organizan varias actividades con el objetivo de dar a conocer las particularidades de estos majestuosos pájaros. Una de las propuestas consiste en la observación del vuelo de estas aves a poca distancia, una experiencia que dejará a toda la familia fascinada. Se puede ir con transporte publico desde la ciudad de Barcelona.

A post shared by Jordi GV (@jgvarias0030) on

Montserrat

En una lista sobre planes alternativos en los alrededores de Barcelona no podía faltar Montserrat. Es un plan más clásico que alternativo, pero la gente que viaja a Barcelona por primera vez no siempre lo incluye en su ruta. Montserrat es un macizo rocoso muy peculiar por sus formas rocosas ubicado a unos 30 km. Además de hacer rutas de senderismo, podéis visitar el Santuario y Monasterio dedicado a “la Moreneta”, la Virgen de Montserrat. Al estar tan cerca podéis llegar perfectamente en transporte público desde Barcelona con los ferrocarriles y coger el “cremallera”, un tren que salva 600 metros de desnivel y te deja junto al Monasterio.

A post shared by Montserrat (@abadiamontserrat) on

Catalunya en Miniatura en Torrelles de Llobregat

Una de las mejores excursiones que podéis hacer en familia y asegúrate que tods los miembros lo disfrutaréis, es visitando Catalunya en Miniatura. un espacio donde hay el único circuito de maquetas a escala de Cataluña, declarado de Interés Turístico Nacional, que se creó para dar a conocer los monumentos y edificios más representativos de las tierras catalanas. A los más pequeños les encantara ¿Y por que no decirlo? ¡A los adultos también!

El conjunto del valle de Boí, las catedrales de las provincias catalanas, el Park Güell, la Sagrada Familia, la Pedrera, la Casa Batlló.. son solo algunos de los 150 edificios y monumentos que tiene el parque. Además de visitar el circuito de maquetas también se puede disfrutar del Bosque Animado, un bosque de aventuras que nos invita a perdernos entre los árboles, escalar un tronco de pino o colgarnos de una tirolina. Y para acabar de redondear la jornada, el parque también dispone otros servicios como zona de picnic, bar, anfiteatro o parque infantil.

Museu de la Ciència i de la tècnica de Catalunya en Tarrasa

A priori, en una primera visita a Barcelona no se te ocurriría ir a Tarrasa. Pero, quizá después de leer lo que te vamos a contar, te entre la curiosidad. Este municipio tiene una amplia tradición en la producción textil en Cataluña. Y esa tradición industrial hace que esta localidad cuente con el Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya, situado en una antigua factoría que estuvo en funcionamiento desde el 1907 al 1976. Durante la visita, se puede conocer el proceso de fabricación de la lana, ver algunas de las antiguas máquinas en marcha y sumergirse en la vida cotidiana de los obreros y las obreras a principio del siglo XX. ¡Un viaje en el tiempo a pocos kilómetros de Barcelona!

Sitges

En nuestra lista de actividades no podía faltar un poco de playa y os proponemos Sitges. Sitges es el destino que nunca falla, el éxito asegurad. Esta localidad puede presumir de tener un poco de todo: un festival de cine fantástico, un desfile del Orgullo Gay histórico, uno de los mejores carnavales de España, una vida nocturna muy activa y buenas playas. ¿Lo mejor de todo? Que está a tan solo 40 minutos de Barcelona en tren. Sin duda, es una de las mejores excursiones desde Barcelona.

A post shared by Armin Kahl (@armin_kahl) on