Saborea los 5 platos típicos de España más frescos y sabrosos que aliviarán los días de bochorno del verano. Los podréis degustar entre la gran oferta gastronómica que ofrecen todos los restaurantes de los Hoteles MedPlaya. ¿Cuál queréis probar primero?

1. Salpicón de mariscos

Son innumerables las variaciones del que se ha convertido en uno de los platos típicos de la gastronomía española. El Salpicón de mariscos puede servirse frío o caliente, aunque es más habitual encontrarlo en los menús del verano.

2. Ensalada de crudités con salsa de yogur y menta

Con el calor apetecen comidas refrescantes y ligeras. La ensalada de frutas y verduras crudas (pepino, manzana, zanahoria, pasas) con salsa de yogur, menta y vinagreta, suavizarán el caluroso ambiente que está por llegar y su sabor recordará sin duda alguna a la gastronomía mediterránea.

 3. Bacalao con ajetes tiernos y almejas

Cuando suben las temperaturas, apetece menos carne y más pescado. Proponemos tener en la despensa el plato de bacalao con ajetes tiernos y almejas, que con su sabroso bacalao junto a la cebolla,  ajetes tiernos, jerez, almejas, espárragos verdes, fumet, aceite de oliva virgen y especias, aseguramos que van a hacer las delicias de cualquier paladar.

4. Paella

La palabra paella, en catalán, significa a la sartén, y, a pesar de sus muchas variaciones hay un ingrediente que está siempre presente: el arroz. Se dice que la tradicional paella era una mezcla de arroz con aquellos alimentos que tenían a mano los labradores: pollo, conejo y hortalizas. Pero con el paso de los años, la receta fue evolucionando y es usual encontrar mezclados junto con el arroz, además de los elementos de montaña, complementos típicos del mar (como sepia o gambas). ¡Ojo! Pocos conocen el secreto para preparar una buena paella y los restaurantes de MedPlaya son uno de ellos.

5. Horchata

Cuenta la leyenda que cuando el rey de Aragón Jaime I probó la horchata por primera vez exclamó: “¡Això no és llet, és or, xata” (“Esto no es leche, es oro chata”, en castellano), dando pie al nombre de la bebida. Actualmente la horchata, bebida elaborada a base de chufa, es sinónimo de verano y su origen viene de Valencia. Además de ser uno de los productos más refrescantes para la estación más caliente del año, tiene innumerables propiedades beneficiosas para la salud, dando la razón a Jaime I que no exageraba ni un ápice al decir que era tan valiosa como el oro.